• 953100788
  • De lunes a domingo | Mañanas de 09:00 a 13:00 - Tardes de 17:00 a 20:00

INCINERACIÓN INDIVIDUAL

Image

La incineración de una mascota es un proceso bastante similar al proceso de incineración de una persona. Cuando se contrata el Servicio de Incineración Individual su mascota se introduce sola dentro de la cámara de incineración. En ese momento al igual que en el caso de las personas, los familiares que así lo deseen, pueden estar presentes para dar el último adiós a su mascota.


Una vez iniciada la incineración, el proceso de incineración tarda aproximadamente entre dos y tres horas, dependiendo de la mascota.


Cuando finaliza la incineración propiamente dicha, necesitamos esperar a que la temperatura de la cámara disminuya para poder recoger los restos resultantes del proceso.


Tras la incineración permanecerán los restos óseos y dependiendo del caso, piezas metálicas tales como prótesis, o piezas de los collares con los que los propietarios hayan querido incinerar a su mascota. Los restos óseos resultantes de la incineración se someteran posteriormente a un proceso de cremulación. La cremulación es la manera tradicional de tratar los restos para que llegen a los familiares en forma de polvo. En paises asiáticos, tanto en personas como en animales de compañía, la costumbre es no recurrir al proceso de cremulación.


Ahora solo queda entregar las cenizas a los propietarios.


En el precio del Servicio de Incineración Individual se incluye una urna básica.
En cualquier caso si se desea, se puede adquirir una urna del catálogo que ponemos a su disposición.

 

Además ponemos a su disposición un COLUMBARIO VIRTUAL para que a través de las distintas redes sociales, ustedes, sus familiares y sus amigos, puedan recordar a su mascota.

 

VER INCINERACIÓN COLECTIVA

 

VER PRECIOS

PREGUNTAS FRECUENTES

PREGUNTAS FRECUENTES

© 2019 Mascotas Fénix S.L.U.